La crisis catalana afectará también a las ventas de viajes al extranjero de los españoles

Gestión de crisis de comunicación: Análisis del caso Mad Cool
31 julio 2017
Show all

La crisis catalana afectará también a las ventas de viajes al extranjero de los españoles

La crisis catalana afectará también a las ventas de viajes al extranjero de los españoles

 

La crisis catalana afectará también a las ventas de viajes al extranjero de los españoles

Se trata de la principal conclusión del primer “Travel Industry Snapshot by Interface Tourism Spain”, que analiza el alcance de fenómenos sociales, políticos y económicos en la industria turística española, que esta agencia de representación estrena con uno de los asuntos informativos más relevantes del año. Este panel formado por 32 expertos y empresas que operan en el mercado turístico emisor español prevé, además, que sus ventas en España hacia destinos internacionales serán menores este año, comparadas con 2016.

Las empresas más importantes del sector turístico que operan en España están constatando que la crisis catalana afecta claramente su negocio, no sólo en el turismo receptivo, sino también en el emisor, según los resultados del primer “Travel Industry Snapshot by Interface Tourism Spain”, la primera edición de este panel de expertos y empresas que ha analizado el impacto de la inestbilidad en Cataluña en el turismo emisor español.

Cataluña representa, aproximadamente, un tercio del mercado turístico emisor en España. Además, concentra el 16% de la población española, más del 25% de las exportaciones del país, representa el 19% del PIB, y recibe casi el 21% de la inversión extranjera. Por eso, la crisis catalana preocupa a la industria turística, porque Cataluña no es sólo uno de los principales destinos turísticos españoles, sino que, además, es un mercado emisor muy relevante hacia otros destinos domésticos e internacionales.

Hasta el momento, el 54% de las empresas que han participado en este análisis de la actual situación del turimo emisor en Cataluña y España, ya han notado una disminución, de moderada a significativa, de sus ventas en el mercado catalán.

Aunque, para la mayoría de las empresas del sector aún es demasiado pronto para ver los efectos, algunas empresas ya han notado un descenso en la venta de viajes. El 63% de las empresas de este panel tienen oficinas en Cataluña y el 47% de sus clientes provienen de esta comunidad, por lo que el 40% teme que sus ventas hacia otros destinos (domésticos e internacionales) en esta comunidad autónoma disminuyan respecto a 2016.

De las 32 compañías que forman parte del panel, algunas incluidas en el Ranking Hosteltur de Grandes Redes de Agencias de Viajes, destacan firmas como Nautalia, Logitravel, Catai, Kuoni o American Airlines. De hecho, el 43% de estas empresas espera que las ventas también se vean afectadas en todo el mercado español, entre finales de 2017 y el primer semestre de 2018 como resultado de la situación en Cataluña.

Estabilidad para la campaña de verano

Según este estudio, el 81% de los miembros del panel esperan que la crisis catalana se estabilice antes de la campaña turística de verano de 2018, por lo que las medidas y reacciones ante el fenónemo son dispares.

Mientras que el 37% de estas empresas han optado por ignorarlo totalmente y no realizar ninguna acción alternativa, el 28% ha concentrado su labor comercial en otros mercados de España, el 13% está invirtiendo más en campañas marketing en el resto de comunidades autónomas; y el 10% han optado por reducir personal o directamente cerrar su oficina en Cataluña.

Según ForwardKeys, la plataforma de análisis de reservas de avión, los vuelos internacionales hacia Cataluña descendieron el pasado mes de octubre (en la fase más aguda de la crisis) en un 22% comparado con las mismas fechas de 2016, lo que podría inducir futuras cancelaciones en rutas internacionales hacia Barcelona. Según Chris Pomeroy, CEO de Interface Tourism Spain, “aunque la convocatoria de elecciones autonómicas en Cataluña el 21 de diciembre ha rebajado la tensión de los mercados, los resultados podrían generar una nueva fase aguda de inestabilidad, que afectaría a todos los sectores, incluyendo, por supuesto, el turismo.”

“Una reducción de ingresos en el turismo en general (que representa más de un 11% del PIB español) no sólo supone una disminución del gasto turístico en Cataluña, sino también en España en general, un descenso que puede afectar a la capacidad de gasto del turista español en otros destinos”, concluye Pomeroy.

Por Christopher Pomeroy

Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly.Update my browser now

×