Turismo “inteligente”: nómadas digitales y tecnología

Turismo “inteligente”: nómadas digitales y tecnología

El nomadismo digital que ha ido surgiendo tras el avance del teletrabajo, y más aún después de la pandemia, es una realidad. Esto ha obligado a las empresas turísticas a evolucionar hacia un modelo centrado en el uso del Big Data para crear nuevas estrategias comerciales.

 

La llamada ciencia de datos ya es usada por entidades turísticas para mejorar su efectividad y aumentar su productividad. A través de la obtención de datos internos sobre la ocupación o los ingresos, y externos, como información sobre eventos locales, se puede predecir la demanda. También es usada para gestionar la reputación, esto es posible combinando datos internos y de comentarios de internet para detectar fortalezas y debilidades, o para personalizar la experiencia de sus clientes, extrayendo resultados de análisis de conversaciones en redes sociales, revisiones online o referencias del uso de sus servicios.

 

Todos estos procesos se pueden hacer desde las empresas internamente o externalizando esta tarea a través de otras compañías que hacen todo ese proceso de minería de datos, como Celonis o Inverbis.

 

Gracias a los avances tecnológicos, hoy es posible trabajar desde cualquier lugar del mundo, y eso ha llevado a las personas a optar por la deslocalización de los empleos y a un aumento del turismo inteligente, cuyos ejes son:

 

  • Geografía. La comentada creciente deslocalización del trabajo ha hecho posible trabajar desde cualquier punto del mundo.

 

  • Tecnología. El nómada digital usa la tecnología para poder teletrabajar, a través de internet y las herramientas que nos ofrece.

 

  • Comunicación. Hoy día existen muchos medios para comunicarnos, da igual donde estemos.

Este aumento del nomadismo digital ha hecho surgir el llamado “turismo inteligente” de visitantes más exigentes, más responsables con el medio ambiente, que ha cambiado los hábitos a la hora de viajar de los turistas y que depende de las capacidades tecnológicas de un destino y del avance de estas. Por ello, muchos destinos han optado por modernizarse e invertir en el sector tecnológico, para ofrecer más posibilidades a sus clientes y consolidarse sobre infraestructuras vanguardistas fundamentadas en el uso de los datos, con los que se obtiene ayuda para mejorar las empresas.

 

De ahí que sea importante invertir en el sector tecnológico, para tener una mayor información de nuestro entorno y clientes, y destacarnos de nuestra competencia. También es importante planificar con estrategias de ciberseguridad que creen un entorno idóneo y seguro para trabajar.

En España tenemos uno de los ejemplos más relevantes de turismo inteligente a nivel global en la Costa del Sol. El destino malagueño ha sido el primero a nivel nacional en firmar un protocolo de Desarrollo de Turismo Inteligente (DTI), fundamentado en 4 pilares: innovación, tecnología, sostenibilidad y accesibilidad. Numerosos estudios colocan a la provincia andaluza como uno de los mejores destinos para los nómadas digitales; a su clima, calidad de vida y excelentes comunicaciones, se ha sumado un “efecto llamada” de empresas tecnológicas que se han instalado allí.

 

Diana Tovar

Assitant Manager

Comparte con el mundo:
Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly.Update my browser now

×