Venecia no son sólo canales y puentes, es mucho más.

Venecia no son sólo canales y puentes, es mucho más.

Con más de 120 islas, 150 canales y 500 puentes, la artística ciudad de Venecia se extiende sobre el mar Adriático.

Mi semana de vacaciones comenzó con un paseo por la Venecia clásica pasando por sus canales principales y, cómo no, el puente de Rialto una parada magnífica para tomar la panorámica más completa de la capital de la región de Veneto.

Sus numerosas calles estrechas te sumergen en una atmósfera misteriosa y artística repleta de máscara y talento en cada uno de sus comercios. Además, si te gusta perderte y no seguir el GPS, este es el lugar perfecto para ello.

Y lo cierto es que cualquier zona de Venecia tiene su encanto, cualquier pasadizo te lleva a un encantador canal con vistas ejemplares.

Sin embargo, cuando desembocas en la plaza de San Marcos y su majestuosa catedral, se te ponen los pelos de punta…

Y es que, he de decir que algo que me encanta de la religión no es ir a misa, pues no soy practicante, pero el arte que se desprende por Venecia es más que especial y admirable.

Un punto de inflexión que hace plantearte la religión como un beneficio para la humanidad de tus sentidos, un resplandecer de tu mirada hacia la belleza más plena, el arte en estado puro.

Porque eso es Venecia, es arte, es no saber cómo describirlo más que observar.

 

Bolonia, ciudad animada y cosmopolita.

Decidí alquilar un coche durante dos días en los que visitamos Bolonia al norte de Italia, a 150 km de Venecia y una ciudad con rasgos del medievo muy bien conservados.

Me sorprendió gratamente el archiginnasio de Bolonia, antigua Universidad convertida en sede de la biblioteca con más de 35.000 manuscritos y pasillos sin fin.

Sus calles con columnatas y arcadas donde dar un generoso paseo mientras visitas sus tiendas equiparables con museos y estudios de arte.

Y mientras paseas, te encuentras con la Basílica de San Petronio, la quinta iglesia más grande del mundo y que impresiona por sus dimensiones y alturas góticas. La reliquia de San Pantaleón, catedral de San Pedro, la fuente de Neptuno y su Piazza Maggiore, son otras de las paradas principales que no te puedes perder.

Y no olvides hacer tus descansos en sus deliciosas cafeterías combinado con un cannoli de pistacho. ¡Ñam!

 

Padua, huyendo del turismo de masas.

En Padua, ciudad de la región de Veneto a tan sólo 35 km de Venecia, se respira un aire tranquilo fuera de la masificación turística sin desmerecer su poderosa basílica de San Antonio de Padova, una visita obligada en tu viaje a Venecia. En este santuario, se custodia el cuerpo de San Antonio convirtiéndose así en lugar de peregrinaje. Además, su entrada es gratuita.

Tras tu visita a la basílica, disfruté de un paseo por las largas calles de Padua repletas de arcadas interminable.

 

Un sin fin para tus sentidos que la convierte en la cuna del arte de todos los libros, la cuna de la belleza en cada esquina, el lugar perfecto para disfrutar fuera de temporada. 

 

PATRICIA ERUSTES

RESPONSABLE DE REDES SOCIALES

Puente de Rialto

Puente de Rialto

Basílica de San Marcos

Basílica de San Marcos

Biblioteca de Bolonia

Biblioteca de Bolonia

Pórticos de Bolonia

Pórticos de Bolonia

Basílica de Padua

Basílica de Padua

Canales de Venecia

Canales de Venecia

Comparte con el mundo:
Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly.Update my browser now

×